Formulación Magistral

Liposomas: Conceptos Generales


Los LIPOSOMAS son vesículas extraordinariamente pequeñas compuestas principalmente por fosfolípidos organizados en bicapas. Estas vesículas contienen una fase acuosa interna y están suspendidas en una fase acuosa externa.

Principales usos

Los LIPOSOMAS se utilizan básicamente para transportar los principios activos de una manera lo más selectiva posible. Dependiendo de su naturaleza, el activo se puede incorporar dentro del liposoma (hidrofílico) o en la bicapa liposomal (lipofílicos).

Ventajas

Aumento de la eficacia y disminución de la toxicidad del principio activo encapsulado.
Prolongación del efecto.
Mejor absorción, penetración y difusión.
Posibilidad de vías de administración alternativas.
Estabilización del principio activo.

Definición
Los liposomas son vesículas extraordinariamente pequeñas (nanómetros) compuestas principalmente por fosfolípidos organizados en bicapa. Estas vesículas contienen una fase acuosa interna y están suspendidas en otra fase acuosa externa.

Composición

Para su preparación se utilizan lípidos, básicamente fosfolípidos naturales, sintéticos u otros compuestos análogos. Estas moléculas se caracterizan por tener una parte hidrófila y otra lipófila que al hidratarse tienden a asociarse formando bicapas.

Clasificación

Los liposomas se clasifican según su tamaño: pequeños y grandes, y por el número de bicapas: uni, oligo, o multilamelar. Cada tipo tiene su propia aplicación potencial. En preparaciones farmacéuticas los más utilizados son los liposomas unilamelares (40-250 nanómetros). Para obtener los diferentes tipos de liposoma se utilizan distintas técnicas de preparación y de composición lipídica. Debido a su estructura y composición, los liposomas pueden incorporar, por separado o conjuntamente, principios activos liposolubles e hidrosolubles. Los liposolubles se incorporan en la cubierta lipídica externa mientras que los hidrosolubles se incorporan básicamente en la fase acuosa interior.

Membrana celular

La membrana está constituída de lípidos y proteínas. La parte lipídica de la membrana está formada por una película bimolecular que le da estructura y constituye una barrera que impide el paso de substancias hidrosolubles.

Estructura de la Membrana CelularFigura 1.1.2.B – Estructura de la Membrana Celular.

Las proteínas de la membrana están suspendidas en forma individual o en grupos dentro de la estructura lipídica, formando los canales por los cuales entran a las células, en forma selectiva, ciertas substancias.

Usos de los Liposomas

Los liposomas se utilizan básicamente para transportar principios activos de la forma más selectiva posible en un intento de aumentar su eficacia y disminuir los efectos no deseados de los mismos (toxicidad). En otros casos los liposomas se utilizan para prolongar la acción, mejorar la absorción, cambiar la vía de administración o, simplemente, para estabilizar el principio activo.

También se han utilizado para la transferencia de genes y en distintas aplicaciones diagnósticas e industriales. Su tamaño y características fisicoquímicas hacen que estas estructuras circulen, penetren y difundan en los tejidos liberando el producto encapsulado de forma distinta a la del producto libre y a la de otras formulaciones galénicas.

Diferentes estrategias para mejorar la especificidad y tipo de interacción del liposoma.Especificidad
Las características y propiedades de las diferentes formulaciones liposomales vienen determinadas por la técnica de preparación, composición lipídica, carga, principio activo, etc. Todas estas variables tienen una influencia importante en el comportamiento final del principio activo liposomado.
El tamaño y también las interacciones moleculares entre célula y liposoma deberán ser consideradas para así alcanzar el objetivo de la forma más eficaz posible. Por ejemplo, se han alcanzado objetivos ultra-específicos anclando anticuerpos monoclonales a la superficie de los liposomas.

Otras aplicaciones serían: DMPS, preparación de abiertos y con anticuerpos especificos para neoplasias

Interacción de membrana
Los liposomas pueden interaccionar con las células de diferentes formas: fusión, adsorción, endocitosis y fagocitosis. Dependiendo del liposoma y del tipo celular se producirá una u otra interacción. Se ha demostrado que las diferentes clases de interacción de los liposomas son altamente dependientes de la estructura liposomal y de la composición.

Diferentes tipos de interacción entre liposomas y células:

Diferentes formas de interacción entre liposomas y células.Imagen:

  • Endocitosis.
  • Degradación en el lisosoma.
  • Adsorción.
  • Fusión.
  • Intercambio lipídico.

 

Vías de administración

Los liposomas se han administrado a través de todas las vías médicas:
vía tópica, transdérmica, oral, intraperitoneal, ocular, intramuscular, subcutánea, por inhalación, intravenosa, etc, habiéndose obtenido resultados positivos en cada una de ellas.

Aplicaciones más frecuentes

Para tratar de mejorar las propiedades terapéuticas, los principios activos más frecuentemente encapsulados hasta la fecha han sido: antifúngicos, antineoplásicos, inmunosupresores, antibióticos, hormonas, antiinflamatorios y analgésicos.

Liposoma vacío, otras estrategias

Además, se debe tener en cuenta las posibilidades de los liposomas como estructura sin principio activo clásico. En este sentido se han estudiado múltiples actividades: antiinflamatoria, antihipertensiva, antiviral, capacitación de semen, etc. También se han desarrollado liposomas que intentan emular orgánulos y células (sangre artificial). Es quizás en este campo donde el futuro sea más prometedor y los resultados sean más alentadores.

En la sección “Ejemplos prácticos con liposomas Nanocare” se presentan algunos de los resultados obtenidos con diferentes principios activos utilizando distintas vias de administración. En todas las pruebas se puede apreciar una mejora clara de la formulación liposomada comparada con la forma libre.